nowwwh





Los Planetas, Cumpleaños total. Del álbum Una semana en el motor de un autobús, 1998.


Sergio de Pablo, El cumple de Bego, 2012.

Hay invenciones que, al igual que el abecedario, son de todos y de nadie. Forman parte de un entramado cultural común de libre uso en cualquier ámbito de la sociedad.

La canción Cumpleaños feliz, por lo que representa y por su actual carácter casi universal, parece que debería ser uno de esos símbolos pertenecientes al procomún, pero en realidad tiene propietario. Su música tiene copyright en Estados Unidos y en otros países hasta 2030. Su letra en inglés también está registrada por una compañía de juguetes china que se llama Fung-Feng. Esto implica que cantar, tocar o reproducir esta canción en un lugar público puede ser objeto de sanción.

Alternativa a esta clásica canción se propone El cumple de Bego (el nombre puede y debe ser cambiado por el que corresponda en cada ocasión), una canción de cumpleaños libre de derechos lista para ser versionada, cantada y reinterpretada a gusto de todo celebrante.


Christodoulos Panayiotou, If Tomorrow Never Comes, 2007.
En Nápoles, los fuegos artificiales se utilizan indistintamente para celebrar ciertos eventos o como forma de comunicación entre miembros de la Camorra.

Mike Kelley, Arena #7 (Bears), 1990.Contribución de Camino Román.





Daniel Cerrejón, Bienvenido [Texto: Bienvenido a mi fiesta], 2011. Obra propuesta por Daniel Cerrejón.

Wilfredo Prieto, Tarta de cumpleaños, 2009



1/2 >